Albóndigas de carne con salsa de cerveza y mostaza

No sé si es plagio, o si es creación mía. Tampoco es mucha ciencia, es simplemente una vuelta de tuerca a las clásicas albóndigas de carne. Una cosa loca: no llevan huevo, y juro que no se rompen.
Quise que no fueran para nada agridulces (para variar un poco); su fuerte es el condimento, y le agregué un puñado de nueces picadas. Quedan muy sabrosas y frescas, con los “tropezones” (como dice mi mamá) de la nuez sorprendiendo positivamente.
Selladas y terminadas de cocinar en su suave salsa de cerveza y mostaza, complemento delicioso e ideal…
Son fáciles de hacer, super ricas, sanas y prácticas.
Para cuando queremos comer rico y casero y no tenemos tanto tiempo.
A los que tienen ganas de probar algo nuevo, acá les dejo la receta.

Sigue leyendo

Anuncios

Hamburguesas de merluza y jengibre + aderezo de multicítrico + salteado de berenjena y durazno

Hamburguesas de pescado dije. Tenían que ser frescas, casi marinas. Empecé a pensar con que podía combinarlas y los otros ingredientes fueron surgiendo solos.

Zanahoria rallada para darle humedad, cuerpo y color; jengibre para sumarle cuerpo y perfume, jugo y ralladura de cítricos la frescura que faltaba. Y perejil? Siempre!

Pensaran que estoy loca pero la posta es que quedaron increíbles. Sin huevo sin harina sin nada más agregado.

Para complementarlas un aderezo de mostaza, mayonesa, jengibre, perejil y jugo de naranja y limón, y un salteado de berenjena y durazno.

Pasen y vean!

Sigue leyendo

Lentejas + Verdes + Uvas + Coliflor: Ensalada Aeropuerto SF

La ensalada que jamás hubiera imaginado.
La conocí en un aeropuerto en San Francisco, en escala entre dos largos vuelos, muerta de hambre.
En los estantes del negocio de “comida orgánica” habían muchas cosas. Pero yo estaba tentada de ensalada.
Y vi esta y no solo me sorprendió por la combinación, me tentó porque ya varias veces leí sobre la “kale” (o col rizada; hortaliza de moda si las hay en los blogs, páginas de cocina, y demás) Siempre la describen como super buena, sana, cargadas de vitaminas, etc, etc, etc.
También venía con su potecito individual de honey mustard, la cual amo y disfruto, y por sobre todo, era un alimento fresco en un día caluroso, después de un vuelo lleno de comida en cajita.
Me encantó desde el primer tenedorazo.
Las lentejas aportandole cuerpo y consistencia, las hojas verdes frescura y algo de amargor (aunque en si misma, la col rizada no fue nada impresionante), el coliflor con curry un sabor inesperado y contundente, y las uvas… las uvas, ese agridulce que tanto quiero y que nunca me imaginé representado por ESA fruta como parte de una ensalada.
Así que la agregué a mi repertorio de ensaladas*. Sana, super fácil, rápida, llenadora e inesperada.

Y como todo lo que nos hace bien al alma, me dieron ganas de compartirla, así que… ahí va!

*esta vez le agregué una paltita que estaba a punto de pasarse al lado oscuro, quedó muy bien!

Sigue leyendo

Sopa de Gripe

Esta sopa surgió casi de casualidad, un día que estaba en casa con gripe, con hambre, y sin nada que comer.
Revolviendo encontré una zanahoria, una cebolla de verdeo, y unas alitas de pollo que había freezado. Muy frustrante. Busqué un poco mas y encontré una bolsita de municiones casi vacías.
Ah, era invierno.
Así nació la sopa de gripe.
¿Por qué de gripe? Porque es verdad la creencia popular de que la sopa de pollo hace bien cuando uno está resfriado. Verdad como en científicamente comprobado (se supone que reduce la inflamación y así mejorar los síntomas).
Improvisé un poco con especias y sabores, y el resultado me sorprendió, tanto que anoté la receta para poder repetirla.
Una sopa quizás un poco diferente, un tanto agridulce pero suave, con rico aroma, gusto y textura. Lleva poquísimos ingredientes de base, pero algunas especias que quizás no tengamos tan incorporadas. Vale la pena comprarlas (para mi), ya que usamos poquito y nos duran un montón. Lo imprescindible: los cítricos, la miel y la mostaza, el estragón, jengibre y canela. Después se hace casi sola.

Los desafío a probarla y no quererla, que si no mejora el resfriado alegra el corazón.

Sigue leyendo

Yogurt Casero

¿Qué es el yogurt? Básicamente, el producto de la fermentación de la leche por ciertas bacterias (buenas para la salud).
Tiene un origen algo accidental, implicando nómades y transporte de leche en sacos de piel de cabra. Como muchos otros productos fermentados (chucrut, kefir, kimchi…) estas bacterias protegen a nuestro intestino de otras bacterias no tan buenas.

De chiquita me “sugerian fuertemente” comerlo, el light, y lo odiaba.

Mas tarde, de vacaciones, cuando las opciones de desayunos eran huevos + panceta + café, o yogurt con frutas y cereales, y mis amigas elegian esta última opción, yo pinchaba mi “bacon” crujiente con huevos y las miraba con pena.

Pero de pronto algo cambió en mi y (también en unas vacaciones), me hice fanática. Una de las cosas que me encantaban era su suavidad y cremosidad, dificiles de encontrar en los supermercados o almacenes de mi barrio.

En algún momento, un compañero del trabajo me contó que tenía un paciente griego que colaba el yogurt hasta que quedaba casi crema.

Buscando un poco y uniendo piezas me di cuenta que el yogurt que me encantaba era ese, el griego, el que acá salió en un momento (chiquito, carísimo) y después no volví a encontrar.

Así que solo quedaba una opción. Hacerlo.

Es casi mágico, ponés leche caliente en un termo y al otro día es yogurt. Después lo colás y queda algo tan fantástico que hay que resistirse para no comerlo todo de una.

Y encima se puede seguir haciendo el proceso hasta el infinito.

Para comer de desayuno, en ensaladas, de postre… Todo en válido. Y encima, sano.

Sigue leyendo

Sartén de Calabaza, Huevo y Ricota

Los lunes son especiales. No son de papa. No son de harinas. No son demasiado grasos. Ahora tampoco son con carne.
¿Pero que pasa cuando es lunes y aparte es invierno y hace frío, hasta lluvia, y uno quiere comer algo rico y calentito, aunque sea lunes?
Si le sumamos poco tiempo y ganas de resolver rápido, la ecuación se complica.
Pero hete aquí una colección de recetas de Narda Lepes que mi tía me juntó por entregas y me armó en una carpeta divina; con un sinfín de recursos.
Hojeando de a dos, nos decidimos por este plato. Harina- free, carne- free, casi un guiso.
Una sartén con zapallo, ricota, huevos, y un pesto de albahaca.
Muy tentador. Muy rápido. Muy simple, pero con un resultado casi guisesco.
Acá comparto esta versión, que tiene agregado un puré de tomates asados.
Delicia!!

Sigue leyendo

Ñoquis de Sémola Gratinados

Nada como un martes feriado para cocinar.
Hace frío, vienen amigos, y hay tiempo indefinido de sobremesa.
El menú elegido (vegetariano friendly) son ñoquis de sémola.
Los conocí de grande, y me encantaron. No conozco su historia ni la pude encontrar, pero si les puedo decir la palabra clave: gratinados. El crocante y salado del queso va perfecto con la masa suave y blandita de la sémola.
Pueden ir con algo de salsa para contrastar.
Y lo más divertido, se pueden hacer de la forma que querramos.
Mi hermana favorita me ayudó esta vez y todos los disfrutamos, de almuerzo y cena.

Sigue leyendo